Comparativa de ultrabooks (julio de 2012)

Recientemente, me he comprado un ultrabook, uno de esos equipos llamados, en teoría, a revolucionar el mercado de los portátiles en la zona Wintel: ligeros, con batería de larga duración, pantallas de 13 o más pulgadas (es decir, cómodos de utilizar), precio por debajo de 1.000 euros y rápidos. En definitiva, todo lo que ya ofrecía el MacBook Air, llevado al mercado PC y a un precio un poco más contenido.

Dado que antes de comprármelo anduve comparando entre los equipos disponibles y, por aquello de que la comparativa realizada pueda servirle a alguien más, aquí van los resultados. En primer lugar, te cuento lo que evalué:

  • Peso. Si es un equipo que voy a utilizar en movilidad, el peso se convierte en elemento básico. Casi todos los que vi tenían pesos entre 1,1 Kg y 1,5 Kg, aunque algunas marcas intentaban camuflar equipos de 2 kg o más como ultrabooks (no cuela, colegas).
  • Batería. Elemento importante también, sin duda, especialmente cuando ya estamos en rangos que casi, casi, permiten trabajar un día completo sin recarga, lo cual posibilita dejar el cargador en la oficina durante el día. Desgraciadamente, la comparativa de este parámetro se convierte en casi imposible, porque la medida que dan los fabricantes no tiene nada que ver con la realidad (algo así como lo que pasa con el consumo de los coches). Fabricantes que dicen medir 8h de autonomía, usuarios que reportan duraciones cercanas a las 3-5h en usos normales. Para colmo, ni siquiera la falsa medida hecha en condiciones ideales es válida para comparar, porque, por lo que he visto, parece que determinadas configuraciones del equipo (p.e. el tipo de disco duro) generan distintas intensidades de consumos de batería, por lo que no es que se pueda tomar la medida ideal y aplicarle un porcentaje fijo para saber la real: depende de cada equipo.
  • Conectores. Realmente, si el equipo tiene 3, 5 ó 24 USBs no es algo que me preocupe demasiado. A fin de cuentas, lo máximo que llego a enchufar en un equipo simultáneamente es un pen drive y un ratón externo y, en un equipo de estos, este último periférico ni siquiera. Pero un tema que sí me resultó importante cuando empecé a mirar es que el equipo tuviera salida VGA completa, ya que muchos de los equipos, por cuestión de reducción de espacio y de hacer los equipos más finos, prescinden del conector VGA en favor del HDMI o de mini VGA. Esto implica que si vas a dar una charla, tienes que llevar el correspondiente adaptador. No me apetecía tener que andar dependiendo de este tipo de cuestiones.
  • Pantalla. En general, todos los equipos tienen pantalla de 13”, en casi todos los casos con resoluciones de 1366×780 (el MacBook Air llega a 1440×900).
  • Velocidad. No es un tema en el que me haya fijado especialmente. Siendo un i5 de Intel lo que ofrecían casi todos, que tuvieran más o menos caché y fueran más o menos rápido (dentro de unos límites) no me resultaba significativo.
  • Teclado y trackpad. Se trata de un tema eminentemente personal, pero tremendamente relevante a la hora de ser productivos con el equipo. Por tanto, fue uno de los temas sobre los que traté de investigar, aunque nada como una prueba en real para estar seguros. Por cierto, algunos de los modelos ofrecen teclados retroiluminados, otros no. Para mi no era demasiado importante.
  • Webcam, altavoces. Sinceramente, irrelevante para el uso que haga. Mientras la una grabe y los otros se oigan, suficiente para mí.
  • Disco duro. Aunque por la definición de Intel parece que los discos SSD serían los ideales, por su precio muchos fabricantes siguen optando por los clásicos o por híbridos que usan ambas tecnologías. En todos los casos, el SSD ofrecido es de 128 Gb, cantidad bastante insuficiente, pero es lo que hay.

En función de lo anterior, los resultados fueron los siguientes:

  • Toshiba Portégé Z830-10F. Este equipo fue el que acabé eligiendo.

Lo mejor: el peso (1.1 Kg tan solo), el disponer de un puerto VGA completo, el precio relativamente razonable (este modelo cuesta 999; hay un modelo acabado en 10D que cuesta 100€ más por montar un Windows 7 Professional en vez de Home como hace este que compré; yo pagué 820€ en una oferta de El Corte Inglés); el teclado fantástico, comodísimo; y el trackpad, cómodo y con buen funcionamiento.

Lo peor: El ruido del ventilador (cuando se pone en marcha, aproximadamente un 10% del total de uso), sorprende que Toshiba pueda cometer un error como este, poniendo un ventilador hiper ruidoso a un equipo de gama medio alta; había leído críticas sobre el tema, y la verdad es que las he verificado totalmente. El software preinstalado: este es mi segundo Toshiba y en ambos me ha ocurrido lo mismo. El equipo viene cargado con todo tipo de software de Toshiba que, en general, aporta poco, consume recursos y tiene un funcionamiento cuando menos dudoso. Además en equipos con 128 Gb de disco, 5-10 Gb ocupados en porquerías de todo tipo es una cantidad significativa (aparte de los otros 20 Gb que se come la imagen de recuperación). En definitiva, cuando te llegue el equipo, tendrás a tu disposición unos 75 Gb tan solo.

Otras cuestiones: La pantalla y su aparente endeblez – había leído algunas críticas al respecto, incluso que vibraba demasiado al escribir con el ordenador en las rodillas, pero sinceramente, no he detectado problema en este sentido. Es verdad que la pantalla se mueve, pero es un balanceo que no interfiere en el trabajo.

  • HP Folio. Un buen equipo en líneas generales por lo que vi y comprobé. El peso es bastante superior (1,5 Kg) aunque sigue estando muy bien y el precio parece que podría rondar los 900 euros. A casi igualdad de precio, preferí el modelo más ligero y con salida VGA.
  • DELL XPS 13. Buen diseño, precio más alto (rondando los 1.150 euros), peso de 1,36 Kg. Al configurarlo en DELL tienes la opción de ponerle el disco duro de 256 Gb, pero la opción supone 300 euros más. No me lo planteé como opción seria por el problema de los trackpad de DELL.

El trackpad de DELL. Encontré numerosas críticas de gente que se quejaba del trackpad. En este equipo no lo pude probar, pero uso habitualmente un DELL Vostro de 17” que tiene problemas similares a los que encontré en las críticas y puedo asegurar que es un auténtico infierno, increíble que le haya pasado esto a DELL y siga sacando equipos con el mismo problema. Básicamente, el tema es que cuando estás escribiendo, el equipo detecta los apoyos de muñeca en el trackpad como clicks. Debido a ello, el ratón salta de un lado a otro de la pantalla. Además, en muchas ocasiones vas a desplazar el ratón con el trackpad y, simplemente, no se entera. Intenté ajustar TODOS los posibles parámetros durante semanas sin resultados positivos y comprobé que a DELL no le preocupa demasiado el tema (más allá del clásico “reinstale los controladores” que en los mismos foros la gente reporta que no sirve de nada). Al final, siempre uso ese equipo de 17” con un ratón externo, pero con el ultrabook no me apetecía tener que hacerlo.

  • Sony Vaio T13. En general, parece un buen equipo. Un poco pesado (1,5 kg), con disco duro híbrido (32 Gb SSD y 320 Gb). No conseguí encontrarlo en ninguna de las tiendas que visité ni encontré críticas reales de usuarios en Internet, por lo que descarté su compra. Parece que el precio debería rondar los 800 euros.
  • Samsung Serie 5. Similar al VAIO, en peso y en tipo de disco. El precio rondaba los 700 euros. Pude verlo en Media Markt y en Carrefour, la sensación fue buena en general. Por curiosidad, lo desconecté de la alimentación y la batería daba después de 10 minutos funcionando (según Windows) tiempos estimados de menos de 4h con el equipo en modo casi ocioso (con todas las salvedades), lo cual no me convenció demasiado. Estuve decidiendo entre este y el Toshiba, cada uno tenía sus ventajas y desventajas. A favor de este, el disco duro. En contra, el peso, el conector VGA y la batería.
  • Samsung Serie 9. Probablemente, casi igual al Toshiba. A favor, no parece tener el grave error del ventilador. En contra, no dispone de conector VGA completo.
  • Acer Aspire S3. Similar al Serie 5 de Samsung y al Sony, dispone de disco híbrido, un peso algo mayor (1,35 Kg) y una batería que dura algo menos (6h en test oficiales, sobre las 4 horas reales). En Beep lo tenían disponible por 800 euros.
  • Acer Aspire S5. Podría ser un muy buen equipo, pero el precio será alto y estará disponible en agosto de 2012.
  • Macbook Air. Probablemente tenga casi todo lo que uno va buscando. Realmente es el ultrabook por definición. Diseño, pantalla de buena calidad, nada de problemas extraños (p.e. ventiladores ruidosos), peso, grosor, etc. Dos problemas a mi juicio: el precio (cerca de los 1.250 euros en una configuración similar a las vistas hasta ahora) y el hecho de “pasarte a Mac”. Igual lo acabaré haciendo, pero no me pareció que fuera el momento.

RESUMEN: Parece haber dos tipos de equipo. Por un lado, los que montan disco duro SSD. Este disco duro es, por ahora, de 128 Gb, ya que el de 256 tiene un precio demasiado alto aún. Estos equipos son ligeros y con baterías de buena duración. Todos tienen algún que otro problema menor (carencia de puerto VGA, precio elevado, ventilador ruidoso, trackpad de mala calidad), supongo que la elección depende de a lo que estés dispuesto a renunciar.

Por otro, los que montan disco duro clásico o híbrido. Pesan un poco más, la batería dura algo menos, cuestan un poco menos.

Quizás el hecho de que aun no se haya creado el ultrabook perfecto explica el hecho de que los no acaben de despegar, pero a mi, sinceramente, me parecen el equipo perfecto, sobre todo si sueles usar uno de escritorio y uno de estos cuando estás fuera de la oficina.

DISCLAIMER. Este artículo está basado en mis percepciones en un momento determinado del tiempo (julio de 2012) cuando iba buscando un equipo ligero, rápido, con una batería de una duración decente para mis necesidades concretas y a un precio que rondara los 800 euros como máximo. No pretende ser un análisis exhaustivo de los ultrabooks disponibles, ni la referencia final sobre estos equipos. Tan solo un contenido compartido que será fantástico si a alguien le sirve. Por supuesto, los comentarios de este post están abiertos a todas las aportaciones que se consideren oportunas.

, , , , ,

6 respuestas para Comparativa de ultrabooks (julio de 2012)

  1. Jorge 17/julio/2012 a 8:27 #

    Me encanta tu profesionalidad al analizar algo, yo estuve en tus mismas circunstancias poco tiempo antes que tú, me hubiera encantado haber leído este artículo antes. Posiblemente hubiera tomado la opción que tome, decidirme por un Air con disco SSD, aunque el modelo anterior (descatalogado) pero por 250€. Me interesaba pasarme al mundo Mac, cosa que aún no he realizaddo del todo, sigo utilizando en paralelo un veterano Toshiba portegé 2100 con W7.
    No obstante hubiera meditado tu análisis muy seriamente.

  2. Discovery 12/diciembre/2012 a 3:07 #

    Me parece un muy buen análisis y sobre todo neutral, sin querer destacar a alguna marca en especial. Me sirve bastante ya que estoy asesorando a un amigo para comprar una ultrabook
    Por el momento creo que le recomendare que se compre un notebook normalito mientras bajan los discos sólidos y perfeccionan las tecnologías.

  3. Gabriel 15/enero/2013 a 16:04 #

    Muchas gracias por tu trabajo, se nota que el análisis está hecho a conciencia.
    Aunque a día de hoy seguro que el mercado ha cambiado un poco y hay nuevos actores, tu post me sirve para orientarme y ver los parámetros básicos y cosas en las que no había caído y que son importantes.

    Muchas gracias !!

  4. Marta 13/febrero/2013 a 17:04 #

    Me ha gustado tu análisis. Estoy buscando un ultrabook también y estoy un poco perdida pero me siento identificada en las prestaciones que dices ser importantes, así que tu análisis es útil.

    Sin embargo, me preocupa el hecho de que en la mayoría (si no me equivoco, todos) de los Ultrabooks no pueden trabajar ocn la batería que está integrada a diferencia de un portátil normal. Esto me echa un poco para atrás ya que podría reducir drásticamente la vida de la batería. Por ejemplo, yo tengo un portátil LG de 4 años y a los dos, dejó de ser portátil ya que la batería no duraba más de 10min posiblemente tb pq inicialmente no tomaba la precaución de siempre que fuese posible retirar la batería y trabajar directamente enchufado a la corriente.

    Aunque supongo que me diréis que la bateria de estos ordenadores dura mucho más y no es comparable me gustaría saber vuestra opinión respecto a ésto. Ya que sería muy triste comprarse un ultrabook y que al año tengas que depender del enchufe constantemente perdiendo una de sus ventajas.

    Saludos
    Muchas gracias por el asesoramiento.
    Marta

  5. jbulchand 14/febrero/2013 a 8:42 #

    Marta,

    Me alegro de que el análisis te haya servido, aunque, obviamente, al ritmo que va la cosa, ya se esté quedando obsoleto. Pero entiendo que algunas de las características son temas que permanecen en el tiempo asociadas a las marcas.

    Creo que tienes mucha razón en esto que comentas de la batería. En su momento, no recuerdo que ninguno de los equipos que miré tuviera esta opción, supongo que, como comentas, es algo inherente a los ultrabooks (y, dicho sea de paso, a los tablets y a los smartphones). Es verdad que el efecto espero que quede mitigado por el hecho de que al ser baterías de larga duración, lo que quizás ocurra es una cierta disminución de la vida útil sin llegar a depender de la corriente.

    Tendremos que irlo viendo. Espero que también vayan apareciendo opciones en la red para sustituir la batería y poder alargar la vida útil del portátil.

  6. Alespu 1/marzo/2013 a 15:07 #

    Gracias por tus comentarios. Me serán de gran utilidad. Sobre todo porque pones más enfasis en la usabilidad que en los chiches tecnológicos…

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.